IME

Este sitio funciona con una versión de Internet Explorer mayor a la que poseé.

Por favor actualice su navegador para tener una experiencia de uso correcta.

Gracias

consultas 4903.9777 / 8829 / 5599

Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz tiene solución.

Leer completo

La eyaculación es la culminación del proceso de excitación del hombre, que (salvo excepciones) va acompañada de un pico de sensaciones placenteras llamado orgasmo y de la expulsión de semen a través del pene. Este proceso puede ser controlado.

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz es la falta de control sobre la eyaculación.

Ahora bien, ¿qué se considera eyacular rápido?

"Involuntariamente antes de quererlo” (Helen Kaplan). Las personas con eyaculación precoz no aprendieron a ejercer este control y eyaculan rápida e involuntariamente al llegar a un alto nivel de excitación, no pueden elegir, eyaculan quieran o no.

Causas

Las causas son diversas: debut sexual con algún tipo de dificultad, excesiva preocupación por satisfacer a la compañera, problemas conyugales, miedo al embarazo. Sea cual fuere la causa, se establece un patrón de descarga eyaculatoria rápida y sin control. 

Desde la utilización de fármacos que elevan los niveles de serotonina, un neurotransmisor del sistema nervioso central, se están estudiando factores orgánicos que puedan alterar el control de la eyaculación.

Sin embargo, al día de hoy no existe ningún estudio de diagnóstico que pueda identificar causas orgánicas responsables del mal control eyaculatorio.

La base de este problema lo constituyen algunos falsos conceptos con respecto a la interpretación de la respuesta sexual del hombre hecho que sucede en varones con un mal aprendizaje del control eyaculatorio o en hombres muy ansiosos. 

Hay que hacer una distinción entre la excitación, que es un fenómeno placentero, relajado, sin apuros y la ansiedad que está caracterizada por nerviosismo, urgencia e imperiosidad.

Los eyaculadores precoces piensan que están demasiado excitados, desbordados de estímulos por lo que no pueden "aguantar". En realidad lo que sucede, es que lo que no pueden hacer, en medio de la situación de ansiedad, es percibir las señales que les envía su cuerpo para avisarles que van a eyacular.

Tratamiento

La eyaculación precoz es totalmente tratable.

La terapia farmacológica y la terapia sexual son tratamientos eficaces que han permitido a muchas hombres controlar el reflejo eyaculatorio.

En muchas ocasiones la combinación de estas dos alternativas amplía el margen de éxito de tratamiento.

Existen 2 tipos de alternativas farmacológicas. Una medicación que se administra entre 1 y 3 hs antes de cada encuentro sexual, y medicamentos que se utilizan normalmente en depresión de toma diaria.

Ambos fármacos actúan a nivel del sistema nervioso central, por tal motivo deberán tener prescripción y vigilancia médica.

La elección del fármaco y su dosificación serán determinadas por el médico tratante basado en la historia personal de cada paciente.

Si bien, existe la fantasía que la medicación es para toda la vida, la combinación con una terapia sexual acortan los tiempos de tratamiento.

Las terapias sexuales tendrán un mejor pronóstico cuando exista predisposición al cambio y colaboración de la pareja. 

El tratamiento apunta a realizar un aprendizaje del control voluntario, bajar la ansiedad antes durante el coito para una relación sexual más placentera.

¿Tenés problemas similares? Consultá un especialista