IME

Este sitio funciona con una versión de Internet Explorer mayor a la que poseé.

Por favor actualice su navegador para tener una experiencia de uso correcta.

Gracias

consultas 4903.9777 / 8829 / 5599

Enfermedades de la Próstata y Función Sexual

A partir de la cuarta década de la vida la mayoría los hombres comienzan a manifestar, en forma progresiva, una serie de cambios naturales asociados con la edad y que van deteriorando lentamente algunos aspectos relacionados con la calida

Leer completo

A partir de la cuarta década de la vida la mayoría los hombres comienzan a manifestar, en forma progresiva, una serie de cambios naturales asociados con la edad y que van deteriorando lentamente algunos aspectos relacionados con la calida

» ¿Qué es la próstata?

La próstata es una glándula que produce el líquido seminal y está ubicada por debajo de la vejiga y rodeando el conducto urinario (uretra).
Por su función y ubicación anatómica, esta relacionada íntimamente con la esfera sexual, ya que sus enfermedades o tratamientos puede influir sobre la función sexual. 
Estudios que evalúan el impacto sobre la calidad de vida de los pacientes que padecen síntomas atribuidos a enfermedades de la próstata demostraron que la vida sexual sufrió un progresivo y ostensible deterioro desde el comienzo de los síntomas.


» ¿Qué enfermedades pueden afectarla?

Agrandamientos benignos, tumores malignos o cuadros infecciosos son las enfermedades más comunes que afectan la glándula prostática. 
El agrandamiento benigno, denominado Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) ó Adenoma de la próstata, es por lo general responsable de síntomas que afectan la calidad de vida en relación con la micción. Orinar con dificultad, gotear después de orinar, y levantarse más de 1 vez por la noche son los síntomas más frecuentes. Más de la mitad de los hombres después de los 50 años presentan HPB. Pero no sólo la edad está relacionada, la presencia de factores de riesgo vascular como diabetes, hiperrtensión, obesidad, colesterol elevado entre otrosel riesgo de padecerla. 
Por lo general el cáncer de la próstata no da síntomas. Por tal motivo, existen campañas de detección temprana que comienzan a partir de los 50 años o de los 40 si existen antecedentes familiares. El tacto rectal y un análisis de sangre (PSA) son los métodos de detección utilizado por los urólogos. Ante la sospecha de cáncer, una biopsia de próstata será indicada. 
Los cuadros infecciosos (prostatitis) cursan con síntomas asociados a fiebre, dolor al orinar, en la zona genital y el periné (entre los testículos y el ano).

Causas

» ¿Cómo se relacionan la enfermedad de la próstata y la función sexual?

Los problemas de erección y el HPB afectan a hombres de la misma edad, por tal motivo, muchas veces es difícil poder estar seguros que los síntomas atribuibles a la próstata puedan ser los responsables de los problemas de erección. 
Sin embargo, estudios epidemiológicos en varios países del mundo han demostrado que cuanto más severos son los síntomas urinarios mayor es la cantidad de hombres que padecen disfunción eréctil. 
Las dificultades urinarias también repercuten sobre la calidad eréctil y fundamentalmente sobre la eyaculación y el orgasmo. La mayoría de los hombres con HPB manifiestan eyaculaciones escasas, a veces dolorosas y con menor placer durante el orgasmo.

Tratamiento

» Los tratamientos para las enfermedades de la próstata, ¿afectan la función sexual?

Los síntomas del HPB pueden ser controlados con 4 tipos de fármacos.

1. Los alfabloqueantes:actúan relajando la musculatura del cuello vesical y la próstata mejorando la micción. Estos fármacos repercuten en el 30% de los hombres en tratamiento, retardando o impidiendo la eyaculación o provocando una eyaculación hacia la vejiga (retrógrada)

2. Los inhibidores de la acción de la Testosterona intraprostática disminuyen el deseo sexual, la calidad eréctil y el volumen eyaculado en más de la mitad de los varones tratados. 

3. Los anticolinérgicos actúan inhibiendo las contracciones de la vejiga que provocan los síntomas asociados a la HPB. No afectan la respuesta sexual

4. Los inhibidores de la fosfodiesterasa 5de larga duración habitualmente son utilizados para tratar la disfunción eréctil ya que mejoran las erecciones y son de elección cuando el paciente presentan los dos problemas urinario y sexual.
 

Las cirugías para tratar el HPB indicadas ante la falta de respuesta a los tratamientos médicos o frente a complicaciones, presentan un 20% de posibilidades de provocar disfunción eréctil y un alta posibilidad de provocar eyaculación hacia la vejiga(retrógrada) provocando un orgasmo seco


El cáncer de la próstata en estadíos iniciales se trata con cirugía o radioterapia. En ambos casos la posibilidad de daño en la función eréctil es alta, pero tratable. 
El estadío avanzado, por lo general, se trata inhibiendo la producción deTESTOSTERONA (hormona masculina) repercutiendo sobre el deseo, la erección y la eyaculación.


» Consejos

Las enfermedades de la próstata son frecuentes y deben ser diagnosticadas y tratadas. La repercusión sobre la función sexual ya sea por la enfermedad en si misma o por sus tratamientos tienen solución. 
Consulte anualmente al médico urólogo ya que los problemas urinarios pueden repercutir seriamente en la calidad de vida.

¿Tenés problemas similares? Consultá un especialista