IME

Este sitio funciona con una versión de Internet Explorer mayor a la que poseé.

Por favor actualice su navegador para tener una experiencia de uso correcta.

Gracias

consultas 4903.9777 / 8829 / 5599

Disfunción Eréctil en pacientes con depresión

La probabilidad de padecer una DE se incrementa con la edad y aquellos que sufren depresión incrementan aún más el riesgo de padecerla.

Leer completo

La disfunción eréctil (DE) es un síntoma que le puede suceder a cualquier hombre, en cualquier etapa de la vida y es independiente a su estado de salud y condición socio-económica. Se calcula que la mitad de los hombres entre los 45 y los 70 años presentan algún grado de DE.

Un estudio realizado en 2009 evaluó a 3810 varones entre 57-78 años que concurrieron para un control prostático y participaron de una encuesta de salud mental que valoraba la satisfacción de su vida en general con relación a su vida sexual, pudiendo demostrarse que los hombres con DE presentaron una escala de salud mental estadísticamente inferior a los varones potentes.

Por tal motivo los hombres que padecen DE pueden mejorar su salud mental optimizando su respuesta sexual.

Causas

Las enfermedades psíquicas (ansiedad, depresión, fobias, trastornos obsesivos compulsivos) provocan un disbalance entre los neurotransmisores excitatorios e inhibitorios que actúan sobre el tejido eréctil, así como también los fármacos utilizados para su tratamiento también pueden presentar efectos deletéreos sobre la respuesta sexual pudiendo provocar menor deseo, DE y retardo en el orgasmo.

Tratamiento

Varios estudios han podido demostrar la íntima relación de la hormona sexual masculina (Testosterona) con la depresión y que el tratamiento con terapia hormonal de reemplazo en varones con andropausia mejora los síntomas asociados a la depresión.

La depresión es considerada un factor más importante que las drogas antihipertensivas utilizadas en el tratamiento de pacientes con enfermedad coronaria.

Los síntomas depresivos están ligados a DE con disminución de la actividad sexual e insatisfacción generada por la incapacidad de una vida sexual saludable.

Lo importante es conocer que los estudios que utilizaron Sildenafil (Viagra®) en pacientes con depresión no sólo mejoraron sensiblemente la función eréctil sino además mejoraron los síntomas de la depresión, aumentando la autoestima, el número de encuentros sexuales y la satisfacción general. Estos buenos resultados con Sildenafil, también pudieron ser reproducidos en varones con depresión en tratamiento con drogas antidepresivas.

Cabe considerar que existe una nueva línea de tratamiento para la depresión que no generan trastornos sexuales.

Los médicos psiquiatras deben interrogar más a sus pacientes por su vida sexual lo que incrementará la satisfacción de vida global.

La buena noticia es que los fármacos destinados al tratamiento de los problemas de erección demostraron ser eficaces y seguros para pacientes con trastornos psiquiátricos independientemente del tratamiento médico utilizado.

¿Tenés problemas similares? Consultá un especialista