IME

Este sitio funciona con una versión de Internet Explorer mayor a la que poseé.

Por favor actualice su navegador para tener una experiencia de uso correcta.

Gracias

consultas 4903.9777 / 8829 / 5599

Andropausia

Más de la mitad de los varones después de los 50 años presentan declinación en la producción de sus hormonas sexuales.

Leer completo

Se entiende por andropausia, a la progresiva y lenta disminución en la producción de testosterona (hormona sexual masculina) que ocurre, por lo general, a todos los varones a partir de los 50 años.

El órgano más importante en la producción de testosterona es el testículo y secundariamente las glándulas suprarrenales.

Cuadro Clínico

El síntoma más destacado es el deterioro en la esfera sexual. Básicamente comienza a notarse una disminución del deseo sexual, una menor frecuencia coital y una franca disminución de las erecciones matinales.

Cuando decae aún más la producción hormonal, se hacen más evidentes los trastornos para lograr o mantener una erección denominada disfunción eréctil (DE) un escaso volumen eyaculatorio y un menor placer durante el orgasmo.

El défict de Testosterona puede provocar una disminución en la eficacia de los tratamientos para la DE como el Sildenafil o Tadalafilo (Viagra® o Cialis®) .

Otros síntomas de la andropausia pueden estar relacionados con áreas no sexuales como sentirse cansado, lento para realizar tareas que involucran mayor concentración intelectual, disminución de la fuerza muscular, alteraciones del humor (irritable) o simplemente quedarse dormido inmediatamente después de haber cenado.

No todos los varones padecen síntomas asociados al decaimiento en la producción hormonal, así como también existen otras causas que pueden afectar la esfera sexual o la salud general.

» ¿Cómo se diagnostica?

Durante la entrevista, el médico puede identificar síntomas característicos de la andropausia. Es primordial el examen físico de los testículos y la próstata, ya que esta última debe controlarse siempre ante la posibilidad de una terapia con hormonas.

Básicamente el diagnóstico se confirma con el análisis de sangre que determinará la baja producción de testosterona así como la coexistencia de otras anormalidades hormonales que deben ser corregidas.

Tratamiento

Luego de la confirmación de niveles bajos de testosterona en sangre asociado a los síntomas de la andropausia se procederá a la terapia hormonal de reemplazo o sustitutiva.

Cabe recalcar que antes de ser administrada la testosterona, el médico urólogo debe descartar enfermedades de la próstata, ya que ignorarlas puede ser de mucho riesgo.

El reemplazo hormonal puede realizarse de 2 maneras:

1. Medicación oral que estimula al testículo a producir más testosterona.

2. Testosterona en gel o intramuscular.

Una u otra alternativa dependerá del criterio del médico tratante, la edad del paciente y los valores de laboratorio.

Existen 3 alternativas para administrar testosterona:

1. Gel de testosterona de aplicación diaria.

2. Testosterona de depósito de administración trimestral.

3. Testosterona de depósito de administración quincenal o mensual (menos recomendada)

La vía de administración, dosis y control de seguimiento será discutida entre el médico urólogo y el paciente, dependiendo la comodidad de administración y costos.

¿Tenés problemas similares? Consultá un especialista